Capturar el caos y desvanecer la geometría.
Una vez escenificada esa geografía, se quiebran las fronteras identificadas por la línea y el plano.
El abismo aparece en los meandros del gesto. La línea sinuosa suplanta sin pudor a la recta y los planos empiezan a contorsionarse. El color se enfatiza y busca su entidad entre la materia.
No comienza un nuevo discurso. Se proyecta en una mutación.
...................................................................................................................

Explicar la pintura es hacer literatura, luego no atrapas su esencia; se enmaraña un discurso con otro discurso y hace borroso un diálogo mudo.

La pintura es una re-creación.

Lo que vela el arte (cubre, vigilia) es la realidad fantasmática.

Belleza: denostada, contra-intelectual y no platónica - Epâtez le bourgois = totem.

Crítico: defina la dirección del arte ya que ha definido (explicado) el arte, de este modo resultará más fácil ser vanguardista y mataremos al genio.

Lo pintado es un acto especulativo donde cada pieza representa un ensayo preparatorio para la muerte. Una trayectoria abocetada para devenir una obra postmortem.

Arte: estado que me permite abandonar la hostilidad de lo cotidiano.

La sensatez de la forma se opone a la subversión de lo informe.

He buscado desde el inicio Entender, huyendo de las distorsiones de la figuración. Comprender desprendido de lo cotidiano y gozar (perché mi piace) de lo a-simbólico.
Capturar el caos y desvanecer la geometría.

Soy pura tendencia.

La representación deviene forclusión de la abstracción, y ésta lo será del conceptual.

Lo abstracto habla con herramientas similares a la figuración pero estructurando un discurso inefablemente íntimo, (almático), permeable y magmático.

El encuentro con la huella. Recrear la silueta de Eros.

El paréntesis es un oasis.

(El paréntesis es la figura en la cual mi trabajo toma cuerpo. Visualizo el momento en el que el protohombre detiene su carrera impulsiva hacia su presa, mira hacia el suelo, ve la marca dejada por su presa y establece un vínculo con ella. No necesita correr ciegamente para encontrarla. Se da cuenta, que, ese símbolo delatará su presencia allí donde se encuentre. Podrá esperar y guiarse por ella. Ha creado el primer paréntesis de su discurso, de la historia..... Me sitúo en aquél momento).

La huella del momento mágico se escenifica en una geografía convulsa, biliar y magmática.

La vibración cromática civiliza un gesto primario con vocación germinal y se evidencia de manera plana, sin tesitura.

...................................................................................................................

CELEBRACIÓN

Vierto en la espera la magia inesperada.

La azarosa alquimia me sitúa en su pulsión
más germinal.

Para deslizarme en simas y cimas líquidas.
En pre-posiciones. En adverbios y sintaxis
de cabecera.

Instante capturado de un lance ajeno.

Adviento profano.

El escenario del abismo imanta la mirada
y ubica el gesto.

En una orografía de varias hectáreas
descansará, fatigada, la huella
del paréntesis.

Ahí, en el sosegado magma
de mi certidumbre.